jueves, 21 de julio de 2011

A. recuperándose

Mi gato A. empezó a estar rarito, mear con mucha frecuencia y, lo clave, poquita cosa y con sangre. Como no hay forma humana de meterlo en el transportin y el truco de taparle los ojos ya se lo sabe  (unido a que el anterior veterinario me traía algo descontenta) llamé a uno del que hace tiempo tenía guardado el número, uno que tiene unidad móvil y se desplaza a domicilio. Perfecto, más majo... me encantó (lo de los tremendos ojos verdes no tiene nada que ver). Antibiótico seis días y a ver si se le pasa, sino tendrá que volver para hacerle alguna prueba. 

Me siento un poco culpable. A partir de ahora le daré siempre pienso para esterilizados. Hasta ahora de vez en cuando le variaba de pienso, porque pensaba que pobrecicos, siempre el mismo pienso era triste y aburrido. Ahora me pasaré por alto todo eso. El gato anda quejándose a cada rato, inquieto y molesto, y al mismo tiempo con ganas de compañía y mimos. Y me sé muy bien lo que siente, que recuerdo perfectamente el dolorcísimo cuando me pasó a mí misma algo similar. He de reconocer que estamos los dos que damos algo de asco, me di cuenta hoy en el diálogo que mantuvimos desayunando:

-Miaaaau, miaaau, rrrrrmiau...
-¿Qué pasa, amor? -que conste que no suelo llamarle esas cosas, lo mío va más por rata, tocapelotas o similar.
-Rrrr... rrrr... miaaaaauuuuu, miaaaau...
-Ya sé qué duele, cariño, ¿qué tal dormiste? ¿Descansaste? -por toda respuesta se  tira en el medio de la cocina y me mira con cara de haber trasnochado- Claro, cielo, como ibas a descansar así... Ven, mi vida, que te doy besitos para que te cures... ¿dónde duele? ¿Aquí en la barriguilla? A ver, que mil besitos le voy a dar para que sane..
Que ya lo sé, que tanto azúcar no es bueno. 

Pues lo dicho, para gatos castrados pienso para estirilizados o para problemas urinarios. Y no se hable más. Me voy a hacerle mimitos.


4 comentarios:

  1. ay, pobrecito mío. quiérele mucho.
    yo sí soy empalagosa con ron, pero claro, no tengo nadie más a quien querer. yo entro cada día en casa a voz de "hola mi amor" y me voy con "traquilo mi vida, que en un ratito vuelvo". mis vecinos deben pensar que soy gilipollas. y me la pela, por cierto.
    ojalá se cure el pequeñín.
    P.D. yo a Roncete siempre le doy comida especial para calculos de estruvita. y le va muy bien. de vez en cuando, de chuche, un poquito de jamón de york o unas migas de pescadito cuando lo como yo. y está guapo y sanote y feliz.
    un ronroneo desde aquí.

    ResponderEliminar
  2. Le paso a A. tu ronroneo, Naar. Lo de que los vecinos me oigan hablar con los gatos a mí también me da exactamente igual. Si ellos le hablan a sus hijos a berridos yo puedo hablarle con cariño a los míos. Mis gatos no son nada de chuches, comen pienso y algo de comida húmeda. Otras cosas como jamón york muy raramente les da de querer probar algo, un mordisco muy de vez en cuando. Besotes para Ron y para ti.

    ResponderEliminar
  3. Esperamos que pronto se recupere. Nosotros siempre le damos pienso para esterilizados, lo único que les cambiamos de marca para que no se aburran mucho.

    ResponderEliminar
  4. Sí, gracias, eso haré, cambiarle de vez en cuando de marca pero siempre siendo para esterilizados. A. ya está bien, dos días más de antibiótico y todo olvidado (antibiótico que he tenido que esconder, porque parece ser lo hacen con sabor para que se lo trague y el otro gato, T., quería darse un atracón)

    ResponderEliminar