viernes, 24 de febrero de 2012

Mercedes Milá, máster en demagogia y populismo

Lo de los programas de televisión que usan animales para beneficio propio daría para escribir un libro. Lo de "Perdidos en la tribu" no tenía nombre, no por las costumbres de los indígenas, nos guste o no ellos no tienen cerca una carnicería que se lo dé todo troceadito, sino por cómo se usaba para grabar escenas de lo más espeluznantes e innecesarias. Odio irremisiblemente a Bear Grylls, de "El último superviviente", por su hábito de llevarse seres vivos a la boca y enseñarnos como los mastica vivos. O mostrarnos como se le arranca la cabeza a una serpiente, un lagarto o cualquier cosa que se le cruce. También por hacerse pasar por machito al acosar y matar a otros animales como por ejemplo una especie de puercoespín al que acabó matándo pisándole la cabeza. Después están programas como "La granja" o "Acorralados" dónde ponen en contacto animales no humanos con gente a medio civilizar con claro perjuicio para los primeros. 

Torso es el perrito que han metido este año en "Gran Hermano". Un cachorro de dos meses que debería estar en un ambiente en que se le prestara la atención necesaria para desarrollarse de forma sana y natural, con gente que realmente le quiera y sepa repartir adecuadamente disciplina y cariño. Pero eso es lo último que les importa a los del programa, que lo meten con una docena de personas de la que es francamente difícil elegir cual está más desquiciado, que todos tienen lo suyo. Y es normal que metan gente conflictiva y problemática, impulsiva y algo alocada, que si meten gente corriente no ve el programa ni la presentadora.

Me entero vía Michis del mundo de que, después de la presión popular consiguiera que sacaran al perro de la casa (ayudó mucho que uno de los concursantes le pegara un manotazo y otro lo sacara-tirara al jardín sin demasiado cuidado) la necia de Mercedes Milá dice lo que tantas veces hemos oído, que si los animalistas nos preocupáramos por los niños no habría hambre en el mundo. Y es que la tía no es tonta. Joder, le hemos tocado su programa, la gente que no tiene capacidad de sobreponerse a las frustraciones, la gente que carece de autocontrol (como los niños pequeños, algunos discapacitados psiquícos, o algunas personas con un par de puntos extra en la casilla de la inmadurez) no soportan que se le contradiga, que algo no salga como ellos quieren (tienen espíritu de dictadores). Y la señora (es un decir) Mercedes Milá lo ha demostrado con esa frase, con esa magnífica muestra de lo mal que queda que alguien de su edad tenga una pataleta. ¿Y cómo hacer más daño? Para algo lleva tantos años en la tele, para algo sabe perfectamente cómo manipular al gran público aborregado que ve su programa... tiene un máster en demagogia y populismo... nómbrale al populacho, el mismo que no mueve un dedo más que para cambiar de canal, a los pobres negritos de África, o a los niños de mirada tierna y hambrienta,  y los tendrás a todos enfervorecidos en contra de quién quieras. 

En fin. Qué decir que no sepamos ya. Si tenemos la empatía suficiente como para entender, interiorizar y hacer nuestra la mirada de un animal con el que no compartimos especie, ¿no vamos a ser capaces de hacerlo con la de un niño? Si viendo un perro que lleva toda su vida atado a una cadena, o un gato callejero que arrastra una pata rota fruto de un atropello, o un ternero que es maltratado, o un león de circo que vive en una jaula... si podemos utilizar sus ojos como ventanas, asomarnos a su mundo, a lo que ven y oyen, a lo que sienten, a porqué sufren, a su dolor, a su soledad, a la tristeza infinita de no estar sanos y libres... si somos capaces de ser ellos con solo mirarlos, ¿cómo no va a resquebrajársenos el corazón en mil pedazos también cuando vemos una persona desnutrida, o que ha sido maltratada, o que lo ha perdido todo en una catástrofe? ¿Como, querida Mercedes, pedazo de estúpida, no íbamos a ser capaces de sentir lo que probablemente tú no eres capaz? Porque algo tened seguro, los imbéciles que utilizan esas frases son los que no  hacen nada ni por los animales ni por los humanos.

Te regalo un vídeo, Mercedes, fresquito de esta semana, aquí lo tienes, te va a encantar lo que hace la gente que no se preocupa por el perrito Torso (no recomiendo a nadie que sí ame a los animales verlo, hay imágenes totalmente salvajes). Como mucho leed la noticia aquí (advierto que también es dura).

Por cierto, nena, qué mierda de programa presentas.

9 comentarios:

  1. Me ha encantado esta entrada, la verdad que no te falta razón. Ayer sin mas en su programita metieron un tigre para asustar a los concursantes, digo que mejor si va ella disfrazada de tigresa con un mono de lycra que seguro asusta mas. Pero en fin, que se puede esperar de una persona que le gustan los toros.
    Gracias por advertir lo del vídeo, no lo he visto, pero he leído algo de la noticia y es aberrante, luego nos consideramos seres racionales.

    ResponderEliminar
  2. ole y ole. a mí me cae esta tía como una patada en el culo.
    y esa demagogia barata de no hagas caso a los animales y preocupate por los niños hambrientos me repatea. quien no es capaz de dcuidar a sus animales, no es capaz de cuidar de otros humanos. porque es una cuestión de empatía y ternura, de capacidad de sentir dolor y sufrimiento ajeno, venga de quien venga.
    en fin. como no veo gran hermano, no sabía que había un perro, pero no sé a qué mente lúcida se le pudo ocurrir esa memez.
    en fin, que de acuerdo totalmente.
    un beso.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo: lo del mono de lycra no me va a dejar dormir... A veces dudo de si poner un vídeo o una imagen duros porque la gente que me lee suele ser gente a la que le gustan los animales, y pienso que lo único que voy a conseguir es causarles daño. Por eso prefiero advertirlo. Exacto, nos consideramos racionales y aún usamos la frase "ese es un animal" de forma despectiva. Ya quisieramos tener tan poca maldad como los otros animales.

    Naar: a mí siempre me pareció muy déspota, ahora, además, manipuladora.

    ResponderEliminar
  4. Yo no veo ese programa desde su primera edición hace más de diez años. Es más, en mi casa no se ve Tele5 más allá de algún telediario o alguna Aída. Esa gente de la telebasura está ahí gracias a los millones de personas que las ven, eso es así y no hay nada más que discutir. O lo dejamos de ver, o nos resignamos a que no desaparezcan nunca.

    Pero a lo que iba: me quito el sombrero ante tu entrada, lo que dices es una verdad como un templo y la elegancia con la que escribes es un regalo para la vista y los sentidos. Gracias, de verdad.

    ResponderEliminar
  5. Vaya manera de meter la pata la tonta de las pelotas esta, que además cada vez que habla se cree que sienta cátedra..que burra es..
    Genial entrada!!

    ResponderEliminar
  6. Eva: jo, que me pones tierna con esas cosas que me dices, ¡gracias! Sobretodo viniendo de alguien que ha escrito un relato tan bueno como el de la michurrina (era así como le llamaba a la gatita, ¿no?) Hasta se lo enseñé a mi pareja (al que también le gustó, como era de esperar)

    Gris: jajaja pues sí que es un poco burra a veces, y bastante bruta. Gracias :)

    Nina: gracias a ti por tus posts.

    ResponderEliminar
  7. No juzgare a Mercedes como el resto porque entiendo que no haya tenido animales en su casa,con ella.Si no estoy segura que los veria de otra manera.Dicho esto,lo que si le pediria a Mercedes Mila es que realizara un programa duro y real sobre el maltrato animal,con fotos y demas,estoy seguro que lo haria sin tapujos y sin ocultar ,sin medias verdades que nadie quiere oir o ver.Empezando por los seres humanos,esos que nos erigimos por encima de todo y que somos como el caballo de atila,por donde pasamos no crece la hierba

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No dudo de que si Mercedes Milá dedicase uno de sus programas al maltrato animal sacase las imágenes más duras y contase todas las verdades. Lo que ya dudo es si lo haría por concienciar a la gente o simplemente porque lo espeluznante vende.

      Eliminar