sábado, 3 de marzo de 2012

El saber no ocupa lugar, que suelen decir

Haciendo click aquí y click allá llegué al blog de Liebreblanca. Allí encontré estas dos muestras de cómo hacer un comedero y un bebedero para cuando alimentemos animales de la calle. Cuando alimentaba a Leni el comedero lo hacía también a partir de una de estas garrafas, simplemente haciéndole un agujero para que metiese la cabecita. Este es mejor porque cabe más pienso y no tienes  que ir todos los días (cuanto menos nos vea la gente, mejor). Bueno, venga, va, callo y lo pongo ya. 


5 comentarios:

  1. oye, que buena idea, para lupe no me sirve pero para los gatos de mis padres me va a ir genial!

    ResponderEliminar
  2. muy interesante! voy a dejar la ventana del explorador abierta, como quien no quiere la cosa, para que mamá lo vea cuando vuelva, que seguro que le gusta esta idea! ^_

    ResponderEliminar
  3. Me alegro que os guste chicas :)

    ResponderEliminar
  4. Es fácil y barato, y podemos ayudar a gatos callejeros.

    ResponderEliminar