lunes, 30 de julio de 2012

Mis lagartijas

En casa tenemos una buhardilla que aún está sin terminar. El suelo de cemento cubierto con cartones y alfombras viejas para que no se levante tanto polvo. Las paredes son de ladrillo aún sin recebar, y lo más importante, sin aislar. Cuando hace sol aquello es un horno. Seca la colada en tiempo récord. 

Aguanto muy mal el calor. Como buena norteña soy bicho de lluvia y frío. En estas tardes tan calenturientas bajo persianas y calculo estrategias para crear algo de corriente de aire fresco. Vuelo a la nevera a cada rato a buscar bebida fría. Ando medio en bolas por la casa.  La tarrina de sorbete de limón y yo nos hacemos amigos inseparables.

Los gatos, con su manto de peluche. Pobrecicos qué calor pasarán ellos, ¿verdad? Pues no, por lo menos los míos no. En esas tardes me dejan sola con mis calores y sofocos y se van a la buhardilla, perdón, al horno. A incinerarse vivos allá arriba.  Y por si fuese poco a veces aún buscan el sol cual lagartijas. De vez en cuando subo a verlos y a hacerles mimos. Hasta les he llevado un cacharrito con agua para que no se deshidraten. 

Ahí los tenéis: 




Y como la última vez parece que os gustó os meto algún gif más que he sacado de ¡Vaya gif!

























13 comentarios:

  1. Los míos también se pasan el día tirados por el suelo, muertos de calor... excepto Minerva, que se va al rincón más caluroso de la casa a tomar el sol!! No la entiendo... además cuando la tocas después de haber estado allí hasta quema!!! Si viviera contigo, también se iría a tostarse a la buhardilla ;)
    (Me parto con el gato que baja entre la pared y el frigorífico... jijiji...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Es cierto! Los míos también queman, creo que sobretodo T., por ser negro, que recoge mejor el calor. Sin embargo en invierno no le hacen demasiado caso al radiador. Están loquitos.

      Eliminar
  2. ains, aún estoy poniéndome al día después de las vacaciones... bueno, que me han gustado los gif, y no te preocupes, Ron a veces también sale al sol y se revuelca en el suelo de la terraza que está ardiendo!! hija, no sé, estos gatos son muy exagerados, jejejeje.
    un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj exagerados para todo. Que me alegro que hayas vuelto y leerte de nuevo. ¡Un beso!

      Eliminar
  3. Mis gatos se tiran al suelo también de tanto calor, bonito blog!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, algunos buscan el suelo fresco, otros el sitio dónde más calor hace. Cada uno con sus manías.

      Eliminar
  4. Mi gato pone el cuerpo al sol y la cabeza a la sombra, el pobre no tiene muchas oportunidades, ya que al vivir en el norte, pues ya sabes, los días buenos no abundan.
    Pero cuando se mete el calor, el bochorno, entonces se tira en el suelo y se estira como una culebra.
    Me han encantado los gif, es que los animales son unos artistas, lo que se pierden los que no tienen ninguno en casa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los míos no los he visto perfeccionar tanto la técnica pero todo se andará. Cuando se estiran así no puedo evitar la tentación de ir a tocarles la barriguilla.
      Me alegra que te gustaran. Son unos artistas, y tremendamente listos. Ayer mismo vi uno de un pájaro que echaba trocitos de pan al agua y cuando venían los peces a comerlo, ¡Los pescaba!

      Eliminar
    2. Yo eso lo vi en Costa Rica, un pájaro que cazaba insectos, los ponía en el agua, el pez iba a comer el insecto y el pájaro se comía el pez, increíble la astucia y sobre todo la paciencia, no movía ni una pluma mientras esperaba.

      Eliminar
  5. Les encanta el calor, bueno, será porque vinieron de África

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oye, pues no lo había pensado. Visto así, normal que les guste.

      Eliminar
  6. La verdad es que con el calor, y a veces se ponen al sol. claro, que tienen perfectamente medido dónde da mejor el aire acondicionado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que depende del gato que le guste más el calor o el fresquito. También la zona geográfica. Por mucho que yo me queje el calor que hace en el norte no tiene comparación con el que puede hacer en Sevilla, por ejemplo.

      Eliminar