lunes, 5 de noviembre de 2012

Me gustan los lunes: Bella y los que sí rescatan animales

Suena Whiskey in the jar, de Metallica. 

Bella es una osezna que tuvo la peligrosa idea de bajar a la ciudad mexicana de Zaragoza en busca de comida. Miembros del equipo de bomberos y de protección civil de la zona recibieron el aviso para capturarla. Y decidieron hacerse un par de fotos con el animalito.



Observad a la docena de gañanes. Qué viriles se sienten, ¿eh?, qué machos, qué valientes y osados sometiendo y vejando a un ser más débil. Puñeteros cobardes. Una buena patada en los huevos le metía yo a cada uno. Y dos sopapos en la cara a esos niños que sonríen.

Como véis se les fue la mano. Bella tenía el hocico sangrando abundantemente (se ve mejor en otras fotos) y  varias heridas en el cuerpo. Está aterrorizada, como para no estarlo, pero por suerte está viva.

Fue liberada semanas después en su hábitat, aunque es posible que el hambre le haga acercarse de nuevo a la ciudad. Estas fotos causaron mucha indignación, tanto en el país como fuera de él, y, seguramente gracias a la presión popular, la Secretaría de Medio Ambiente mexicana comunicó que los cinco anormales de la foto que sujetan patas y cabeza de la osa serán condenados por saltarse a la torera los protocolos de actuación para atrapar a animales salvajes de forma que se les cause el mínimo daño posible.

Bella sobrevivió y es libre. En la Sierra a la que pertenece. A salvo de monstruos. Quedémonos con eso.

Cuando hay una catástrofe (huracán, incendio, inundación...) siempre me acuerdo de los que nadie habla en esos casos. Los animales. Que parece que no son víctimas, que ellos no se queman ni se ahogan.Que ellos no pierden su hogar, ni pasan hambre, ni miedo, ni frío. Por suerte cada vez hay más asociaciones que se dedican a actuar en estos casos (tengo pendiente un post sobre el tema). Por lo de pronto quedémonos con algunas imágenes de gente que sí son osados y valientes, con empatía y compasión, gente a la que yo sí considero héroes y rescatadores y que sí merece mi aplauso. 

Rescatados de incendios:












Este gatito se había metido en el motor de un coche:




Este perrito fue sacado del maletero de un coche en el que su dueño lo había dejado a pleno sol:




Y dos imágenes que me sobrecogen el corazón cada vez que las veo:









Cuánto le debemos a los animales, ¿verdad? Compartir convivencia, conocerlos, enamorarse perdidamente de ellos y amarlos es de las mejores cosas que tiene la vida.

Son ellos los que nos salvan a nosotros.

9 comentarios:

  1. ains, que me emociono yo sola viendo las fotos. menos mal que sí, que hay gente que hace estas cosas. a los otros yo los ataba como a la osita y les daba patadas hasta reventarlos. en serio, soy muy drástica, pero me toca los cojones la gente así, de verdad.
    y yo en casos de catástrofes también pienso en los animales. si en mi casa ocurriera algo, lo único que salvaría con mi propia vida si hiciera falta, sería a mi Ron. sin dudarlo un solo instante.
    y oye, da gusto leerte y saber que no soy la única loca de estos temas :)
    un besazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, las fotos impresionan. Hace recuperar la confianza en la humanidad, una parte al menos, ¿eh? :)

      Yo a veces me emparanoio pensando en cómo haría con mis nenes si pasara lo del huracán Sandy aquí o algo así, si tuviera que abandonar mi casa... y no sé cómo haría, pero abandonarlos a su suerte como hacen algunos, jamás.

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Aunque soy bastante conocida por despotricar del mundo y decir que el ser humano es lo primero que se tendría que extinguir... hoy voy a concentrarme en esas buenas personas que se desviven por los animales. Siempre he dicho que me encantan los bomberos, a excepción del grupo mexicano de arriba, porque arriesgan su vida por salvar otras, y me quedo con la frase que dijo uno que salió en brigada animal "una vida es una vida, ya sea humana o animal".
    Blanki.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nunca he visto ese programa, tengo que echarle un ojo. Pues yo soy conocida por mi odio al antropocentrismo que parece reina en la sociedad. Que nos creemos los humanos los reyes del mambo y no somos sino uno más de todos los animales que pueblan la tierra.

      Eliminar
  3. Me encantan estas fotos, sobretodo porque estamos acostumbrados a ver lo de los gañanes infames de arriba y no tanto la gente que salva a los peques de los desastres. Que grandes fotos! Justamente hoy vi esta de un bombero dando agua a un koala en medio de un incendio:
    http://www.google.es/imgres?um=1&hl=en&sa=N&biw=1366&bih=667&tbm=isch&tbnid=IiRLRlfgPaICIM:&imgrefurl=http://www.smh.com.au/environment/conservation/sam-the-koala-dies-20090806-eb50.html&docid=jAwun9QI--CMeM&imgurl=http://images.smh.com.au/2009/02/16/384533/koala_sam_bushfires_davidtree-420x0.jpg&w=420&h=331&ei=JjiaULDTGquZ0QWJkIHwDw&zoom=1&iact=hc&vpx=393&vpy=151&dur=1247&hovh=199&hovw=253&tx=111&ty=112&sig=112299250399005505945&page=1&tbnh=143&tbnw=185&start=0&ndsp=18&ved=1t:429,r:1,s:0,i:72

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo le echo un ojo a ese tipo de fotos de vez en cuando, que te suben el ánimo un poco, porque no todos son gañanes como los de la primera foto.

      Sí, ví el vídeo no hace mucho en youtube. Al principio se escapaba pero el pobre debía estar asustado que al final dejó que se acercaran. Gracias por compartirlo :)

      Eliminar
  4. A veces uno se desanima, pero al menos por cada gañán hay una persona con corazón... o eso espero.

    ResponderEliminar
  5. Ufff firmé lo de la osa pero no me enteré bien, pensé que la habían matado esos idiotas, es un alivio que esté bien.

    ResponderEliminar