lunes, 11 de marzo de 2013

Me gustan los lunes: Pak Mie y Lilica

Hoy vamos a hacer un dos por uno. 

Gracias a Blanca he podido ver este vídeo que cuelgo más abajo. Habla de al historia de Mohammad Azmi, llamado también Pak Mie, que junto a su esposa ha rescatado a más de 600 perros y gatos callejeros, en Alor Setar, Malasia.  

Sin demasiados recursos consigue dar refugio, alimentos y atención veterinaria a sus animales. 

  A Stray Hero from Hisyam on Vimeo.

 
Está intentado que su hijo continúe su labor cuando ellos falten. Es él quien gestiona el blog del refugio y su página de Facebook.  Podéis ver aquí una entrada en el blog donde prueban una silla de ruedas a un perro que no tiene movilidad en las patas traseras.


La otra historia la protagoniza Lilica. Apareció un día en un gran depósito de chatarra en Sao Carlos, Brasil. Nellie, que vive dentro del depósito se empezó a hacer cargo de ella y Lilica pasó a formar parte de su gran familia: perros, gatos, gallinas... Todos viviendo en una situación de pobreza.

Lilica se quedó preñada y trajo al mundo a ocho cachorros. Cuando la comida empezó a escasear desarrolló la costumbre de salir a buscar algo de comer por las noches. Al principio traía para sus cachorros pero después de que éstos fueron dados en adopción siguió con su costumbre de traer comida y compartirla con los demás animales de la casa.



¿Y de dónde sacaba la comida Lilica? Tuvo la suerte, hace ya tres años, de que en una de sus búsquedas nocturnas se encontrara con Lucía, una mujer que lleva 30 años alimentando animales callejeros. Lucía le llevaba de comer en una bolsa, Lilica iniciaba su viaje desde el depósito y todos los días sobre las nueve de la noche se encontraban. 

Una noche Lilica intentó llevarse la llevarse la bolsa con los restos de comida y se le calló todo por el suelo. Lucía empezó a atarle la bolsa una vez ella había acabado, así la perrita iniciaba su viaje de vuelta a casa, con la bolsa bien agarrada en el morro. Lucía decidió seguirla una noche y así se conocieron ella y Nellie.

Aquí el vídeo de la historia:




A veces en el mundo pasan cosas bonitas y esperanzadoras :)


4 comentarios:

  1. ains, menos mal que tú me animas los lunes con estas historias. muchas gracias :) siempre me hacen sonreír y me emocionan mucho.
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito lo de Lilica!

    Me quedo sin palabras, cuanto hay que aprender de estas personas y estos animales.

    Gracias, Blanki.

    ResponderEliminar
  3. Ayns, qué historias tan bonitas aunque tristes a la vez... Cuánta pobreza, a veces pienso que vivimos en mundos diferentes, qué fácil es verlo desde este lado :(

    ResponderEliminar
  4. Que pasada, a mi estas historias me ponen la piel de gallina siempre. Cierto, tristes y bonitas a la vez Gema.

    ResponderEliminar