domingo, 28 de abril de 2013

Un peluquin para T.

Suena Dust in the wind, de Kansas.

El año pasado  mi gato T. empezó a lamerse más de la cuenta en el vientre con lo que le salió una pequeña calva. Le puse una pipeta para las pulgas y siguió en las mismas. Me dió por pensar que igual tenía parásitos internos, ya que se lamía en la barriga, así que lo desparasité también internamente. 

Con el paso del tiempo aquello fue a peor. Se lamía muchísimo la zona y  ya estaba sin pelo en toda la barriga e incluso la zona interna de las patas. Tal que así (la foto es regulera, ya, T. es mucho más guapo):


Llamé al veterinario (mi otro gato A. es una anguila, no hay forma humana de meterlo en el transportin, así que me busqué un veterinario que viniera a casa) y determinó que podía ser debido a dos razones:

-Alopecia psicógena. Debido a estrés por algún cambio al que hubiera sido sometido, alguna perturbación, etc. La única causa que se me ocurría es que había empezado a colaborar con una asociación y muy de vez en cuando tenía algún gato acogido unos días (para darle medicación, mientras el adoptante venía a por él o causas del estilo). Sin embargo mi T. es bastante pasota y no me lo imagina estresándose por eso.

-Algún tipo de alergia. Supuse que como el picor lo tenía en la piel se debía a algún tejido con el que tuviera contacto pero la verdad es que tienen las mismas mantitas desde hace tiempo. Yo desarrollé una especie de irritación nasal por el detergente de la ropa pero en cuánto me dí cuenta volví a las marcas de siempre, otro descarte.

Le dimos un pinchazo de corticoides y dejó de lamerse obsesivamente, lo que nos probaba que seguramente fuese una alergia.

Valoramos hacerle las pruebas pero parece ser aparte de que son una pasta (casi 200 euros según me explicaron) lo más probable es que saliera positivo a multitud de cosas. Según me dijeron son bastante inútiles en estos casos.

Estuvimos dándole Dacortin casi dos meses y aunque se rascaba y lamía mucho menos el pelo seguía sin aparecer. Cambiamos de pastillas (Urbason) y prácticamente dejó de lamerse del todo. Y aún así sigue sin pelo. No sabemos si cuando no estamos se lame lo suficiente como para que no le crezca pero hace unas semanas tuvo una herida encima de un ojo y enseguida le creció el pelo de nuevo, no entiendo porque en la barriga no.

Y cuento todo este rollazo para ver si lo lee alguien a quién le haya pasado. No es un tema del que la gente controle demasiado, ni los propios veterinarios, me da la impresión.

Respecto a A. informaros que alterna su obsesión de mear la maceta de las escaleras con la de mear la lámina que trajimos de nuestro viaje a Lisboa. Llevamos unos meses con el Feliway y decir que he notado mejoría. Uso el spray para las zonas más conflictivas y hemos conseguido el récord de dos meses sin que mee la mesita de noche (otra a la que le tiene manía, sólo a la de la izquierda, la de la derecha le cae bien). Ahora se nos ha acabado el recambio del difusor y A. está desatao. Marca el doble. Vamos, que sin ser milagroso a mí el Feliway me ayuda. Bueno, al gato, ya me entendéis.

De verdad... ¿y no podía tener dos gatos normales y corrientes como los de todo el mundo y no uno que se arranque los pelos y otro que crea que todo es una gran arenero?


lunes, 22 de abril de 2013

Me gustan los lunes: O

El método CES para el control de colonias callejeras consiste en la captura-esterilización-suelta de los gatos. La Asociación Anaa tiene un completo artículo sobre el tema aquí

O se merece un Me gustan los lunes porque es la primera de su colonia en ser esterilizada. La llamé así  porque eso va a ser conseguir capturar las seis o siete gatas que componen la colonia de mi barrio. Son unos nueve y dos tercios tenían que ser hembras, claro. 

Las capturaré (con la inestimable colaboración logística de mi compañero, qué haría yo sin él) para esterilizarlas (con la inestimable colaboración económica de una asociación de mi ciudad, qué haría yo sin ellos).

La jaula trampa falla, a pesar de embadurnarla con 3 en 1 no se activa el cierre cuando el gato entra. Por lo que salió cuando se hubo zampado la latita-cebo. 


Tuvimos que atarle un hilo y tirar de él, acercándome con sigilo. Y esa vez sí cayó.

Y esta es O, seriamente contrariada porque la esterilización no entraba en sus planes para esta primavera. 

¿A qué es guapísima?  Como veis se le hace una marca en la oreja para que se sepa que ya ha sido operada. Le pusieron puntos reabsorbibles y antibiótico para quince días, para asegurarnos que no se le infecta ni le da problemas. Cuando la vea de nuevo le sacaré otra foto, si es que no huye despavorida al verme.

domingo, 7 de abril de 2013

¿Las lechugas también sufren?

El post me ha quedado demasiado largo. Os doy permiso para leerlo en diagonal si os aburrís. Es que me ha poseído mi Yo bióloga.

Mirad bien ésto:

¿Sabéis lo qué es? Pues hay gente que no. Hace poco, en una comida familiar, salió la frase "¿Cómo no vamos a comer carne? También sufren las plantas y los vegetarianos se las comen" Curiosamente el tema surgió solo, yo casi nunca hablo de causas animalistas con gente ajena a mí, precisamente para no escuchar estas tonterías.Yo no soy vegetariana, pero sí intento comer pocos carne, ¿por qué? Porque no la necesito. Hace muchísimos años el ser humano probablemente sobreviviera gracias a que descubrió el fuego y pudo cocinar la carne (aunque algunas fuentes aseguran que ya antes de cocinarla la consumiamos) pero a día de hoy no es necesario para tener una dieta saludable. Con este post lo único que pretendo es informar, lo de aleccionar no es lo mío.

Las plantas son seres vivos, igual que humanos, rinocerontes, el moho del pan o la bacteria que os causó aquella gastroenteritis tan molesta. Todos son seres vivos pero no todos sienten.

Dar por sentado que las plantas sufren forma parte de la visión tan antropocentrista que tenemos de la naturaleza. Hay gente que no quiere esterilizar a su perra porque quiere que se enamore y sea madre. Según ellos es una experiencia estupenda que no debe perderse. No son capaces de ver al animal como lo que es, de identificar sus necesidades reales y empatizar con la forma en que él percibe el mundo, que es distinta a la nuestra. Simplemente extrapolan sus propios sentimientos al animal. Es como un vídeo que ví una vez de unas personas que en círculo intentaban conectar con la conciencia de un árbol. 

¿Qué pasaría si esas personas fueran conscientes de que los perros establecen lazos de afecto pero no se enamoran ni son monógamos? ¿qué pasaría si supiesen que un árbol es un ser vivo pero no tiene conciencia de sí mismo, ni falta que le hace? Me temo que creo que dejarían de tener valor para ellos, que no los quieren como lo que son, sino como lo que creen que son. 

Que me lío. 

La clave es esta: SISTEMA NERVIOSO

El dolor es un método de defensa. Es básico para la supervivencia del animal. Esto parece una contradicción pero no lo es. El dolor nos ayuda a identificar lo que nos puede hacer daño, es nuestra alarma, "cuidadito con esto que quema, retira la mano" o "algo te está picando en la pierna". Las personas con Insensibilidad congénita al dolor sufren múltiples fracturas, quemaduras, incluso automutilaciones (al comerse las uñas, por ejemplo) porque no tienen esta alarma. 

La percepción del dolor empieza en las células sensoriales correspondientes, ellas transmiten la señal eléctrica que circulará por nuestro sistema nervioso hasta llegar al cerebro, y será recogida por los receptores apropiados, los nociceptores. Así se produce el dolor. Las plantas no tienen sistema nervioso, no sienten dolor. El dolor en los vegetales sería absurdo, no se pueden mover para evitar lo que se lo causa. Evolutivamente no tiene significado.

Principalmente en círculos alternativos se dice, se comenta, que las plantas "sienten". Todo ser vivo interacciona con el medio en el que vive, las plantas perciben (sienten) estímulos (luz solar, humedad, temperatura), pero no podemos decir que sienten emociones. Las emociones las activan determinadas reacciones del sistema nervioso. Cuando estás teniendo relaciones sexuales sientes placer porque tu cerebro recibió la señal de liberar dopamina. Después del sexo tu cerebro ha dado la orden de liberar prolactina (saciedad sexual) y oxitocina (relax) y por eso estás tranquilo y relajado. Con la rabia, el miedo, la ira... pasa lo mismo, se liberan determinadas hormonas. Las plantas, repito, no tienen sistema nervioso, no tienen esas hormonas, no tienen emociones. 

Lo que sí hacen las plantas es comunicarse entre ellas. Por ejemplo, seguramente sabéis lo que son las feromonas. Unas sustancias que los animales producen a modo de señales químicas. Las detectamos pero no somos conscientes de que lo hacemos. Es típico que en un piso de chicas las reglas se sincronicen, pues, aunque aún no está confirmado que los humanos las producimos, se sospecha que sucede por esto. A las plantas les pasa lo mismo. Reciben información que les hace actuar de una forma u otra (florecer,  orientarse de determinada manera) pero no son conscientes de ello. No piensan "oh, que gustito estos rayitos de sol", simplemente se ponen lozanas. No piensan "me estoy muriendo porque no me riegan", simplemente al escasear el agua los tejidos pierden tersura, se van marchitando (esto también es un método de la planta "sacrificando" las partes menos necesarias para tener menos gasto de energía) y finalmente si no se remedia, el sistema deja de funcionar y muere.

También son capaces de comunicarse entre ellas, pero no hagamos como la señora que quería que su perra se enamorara, no nos imaginemos a la lechuga tomando café con el puerro. No pensemos que está feliz cuando la regamos y que chilla internamente cuando nos la comemos. No seamos tan ciegos y amemos a la naturaleza sin necesidad de ponerle disfraces, que no los necesita.

Edito para recomendaros las entregas de las mejores fotos de gatos de La loca de los gatos. Son geniales.