lunes, 20 de mayo de 2013

Aquí sí... aquí no...

Mi gato A. mea en la taza del váter. Miradlo qué concentrado estaba hoy por la mañana:


Pero no creáis que todo es Jauja, pues a veces le da por mear en la bañera, en el bidé, en el lavamanos... y lo malo no es eso (no lo peor, al menos) sino que después insiste en "tapar" como si estuviese en el arenero y acaba dejando huellitas de húmeda orina de gato por media casa. Yo le hago mimos cuando elige el váter, refuerzo positivo, vaya. 

Otras veces sin embargo no está tan atinado. Esta lámina  (siguiente foto) está colgada encima de la cómoda del dormitorio. La rocío de Feliway de arriba abajo porque sino el caballero cree que desde que la trajimos de Lisboa hace ocho meses, y debajo de un cristal, aún huele a "cosa de fuera extraña y peligrosa" e insiste en regarla con su olor. Para hacerla más nuestra. Le tuve que sellar los bordes con silicona para que no le entrara el líquido para dentro, que ya tiene una esquina amarillenta (la pobre aguantó cien años intacta hasta que llegó a nuestra casa).

Aquí posa con la prueba del delito después del último encuentro que tuvieron, pensando "Limpia todo lo que quieras que mañana la meo otra vez".



12 comentarios:

  1. Tú lo que querrías es que A. aprendiese a tirar de la cisterna, ¿no?... bastante tiene el muchacho con atinar en el agujerito!! Ahora bien, lo de la lámina recuerdo de Lisboa ya me parece el colmo del gato puñetero... jijiji... qué malo el tío!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más que puñetero, a veces me saca de quicio. Oye, lo de la cisterna no estaría mal tampoco, curiosamente, y no sé porqué, sólo hace pis.

      Eliminar
  2. Ay, me encanta la foto!!! No me puedo creer que sea él y le hayas pillado así de guapo!! :)
    Mi Ron tiene claro que su caja es su caja y jamás ha hecho una gota de pis fuera de ella. Eso sí, le mosquea que se la toques aunque sea para limpiarla. Y no le mires mientras está en "sus asuntos" o se enfada... jajajaja... aquí cada uno tiene sus manías!!
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al principio si le miraba se bajaba porque pensaba que iba a reñirle. Ahora ya hasta puedo acariciarle que él sigue centradito en lo suyo. ¿De verdad Ron se enfada? Jajaja me encantaría ver cómo hace.

      Eliminar
  3. A es mi dios!!

    Le voy a enseñar al mío la foto a ver si aprende y me ahorro dinero en arena, porque cómo mea el tío!

    Es guapo el condenado y tan listo como Gafe, el gato de la peli "Los padres de ella", dale mucho besos de mi parte y a T.

    Lo de la lámina... seguro que tiene alguna razón para mearla.

    Besitos, Blanki.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por foto no sé yo si aprenderá pero hay unas bandejas que se adaptan al inodoro para irlos acostumbrando. Yo creo que si me escaseara el espacio para poner los areneros probaría.

      No conozco la peli pero me has dado ganas de verla :) Respecto a lo de la lámina... no le defiendas, que no se lo merece jejeje Besos para ti y Wilsi.

      Eliminar
  4. jejejeje ya sabía yo que eso del invento del gato en el wc tendría sus desventajas :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Lo dices porque mea en el lavamanos? No tiene que ver con que mee en el váter porque A. mea en tooooodas partes y ya antes de que empezara a hacerlo en el váter.

      Llevo cinco años intentando educarle. Espero que los niños se me den mejor.

      Eliminar
    2. en serio? que raro! yo pensaba que los gatos siempre sabían dónde hacer pis...nos han salido raros los peques eh? a lupe le encanta chapotear con agua por todos lados y también enguarra todo el piso..

      Eliminar
  5. Eso es un problema. A Hirua le da por mear en la bañera a mitad de semana, debe pensar que el arenero usado tres días (aunque lo limpies) no es apto para ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son de un fino a veces... los marqueses, les llamo.

      Eliminar
  6. Que simpático esta en el bater, me afee super difícil enseñarles eso! Besos

    ResponderEliminar