domingo, 20 de octubre de 2013

Una de cal y otra de arena...

En esta entrada os presentaba a R, R, S y E, y hoy os traigo noticias sobre ellos. Algunas agradables y otras no tanto.

Como ya os conté R estaba en acogida en una casa dónde convivía con un perro tipo mastín joven e inquieto. Hace unos días R le dió varios zarpazos y en vez de alcanzarle en el hocico, como es habitual, le dió en los ojos, dañándole uno de ellos, del que parece ser perderá un poco de visión. Dicho así parece que R es un gato impredecible y agresivo pero nada más lejos de la realidad. Es un gato cariñoso e inofensivo que si reaccionó así fue porque el perro le hizo sentirse amenazado. Están buscando otra casa de acogida para él ya que la chica que lo tenía no quiere arriesgarse a que vuelva a suceder. Espero que tenga mucha suerte, pero al ser un gato con inmunodeficiencia es un poco más complicado. 

Os hablaba también de R... R murió pocos días después, durante la noche. Me cogió totalmente por sorpresa así que cuando me lo encontré así por la mañana fue como si me pasara una apisonadora por encima. No se me moría un gato desde mi callejero Leni, hace ya dos años, y entre lágrimas sólo sabía repetir: es injusto, es injusto. Es injusto porque se merecía vivir, claro que sí. Ahora descansa en una finca, con árboles y otros animales. 

En honor a R su hermano pasó a llevar su nombre. Los primeros días se me atravesaba en la garganta pero ahora ya me sale. Le llamamos en broma R II el Usurpador. Este R ya no tiene coccidios y se recuperó de una infección de orina en tiempo récord. Mejoró tanto desde que le dieron el antibiótico que estoy convencida de que tenía alguna infección más que no le detectaron, quizás la que mató a su hermano. 

Me lo meto en el bolsillo de la bata y allí se queda enroscado, o me aprieto bien el cinturón de la misma para que no se escurra y se queda dormido pegadito a mí. Dormimos la siesta y me busca la cara y frota su barbilla llena de pelos contra mi cara, y yo le doy besitos en su cabeza de muñeco y escucho su ronroneo lleno de vida. 


También leemos juntos:

 

Adora las latitas y las come como si fuese un tiburón, bueno, una piraña. Se mancha de latita hasta las orejas pero ya sabe comer solo e ir al arenero (tiene un mes aproximadamente). Nunca había criado un gato tan pequeño y me hace mucha gracia, a la vez que me fascina, cómo ya sabe encontrarnos por la casa, cómo va a toda leche al comedero cuando tiene hambre y cómo vuelve y viene a sentarse encima de mi pie para que lo coja en el regazo de nuevo. Anda haciendo un ruído muy característico, porque aún arrastra un poco las patitas de atrás y ya juega con E. Me encantaría saber de qué color sacará los ojos pero parece que aún tardará en definirse. 
















E es un milagro andante. Lo que pensábamos que era un carácter pacífico y tranquilo era un agotamiento vital tremendo. Le hicieron un hemograma y tenía tal falta de glóbulos rojos que un poco más y habría que hacerle una transfusión. Con medicación para los parásitos y buena alimentación ya fue cogiendo colorcillo en las encías y la naricilla, que los tenía blancos como la nieve, y al mismo tiempo empezó a interacciónar más con nosotros y Ro, a echar carreritas y a jugar. 

Yo tengo dos gatos macho y al tenerla a ella me doy cuenta de que las gatas son diferentes. E es más pilla, y melosa cuando quiere latita. Le gusta estar con gente pero también tiene sus momentos de independencia, como su sitio en las escaleras. 





Es preciosa, ¿no os parece? Ha dado negativo al test de inmuno y leucemia. Hay que volver a repetírselo a finales de Noviembre, si para entonces da negativo ya tiene un hogar. El mismo que B. Ojalá haya suerte.




6 comentarios:

  1. Con todos los gatos que pasan por tu vida me sorprende que digas que nunca habías tenido ninguno tan pequeño como Rayito II, que he de decir que es un espectáculo de bonito... la verdad es que cuando son enanos todo lo que hacen es una risa: verlos ir al arenero, comer pringandose la carita, bufar a los objetos más insospechados... ya no te hace falta encender la tele, tienes entretenimiento asegurado!!
    ¿Y qué puedo decirte de Edith? Pues que no tiene nada que envidiarle a Rayito porque es guapísima!! Y tienes razón en lo de sus ratos de independencia, mis gatas hacen lo mismo.
    Me alegro de que ya tenga casita. Las buenas noticias compensan un poco los disgustos, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no, nunca tan pequeños. He aprendido que es muy gratificante cuando salen adelante, y que te pegan un mordisco en el alma cuando no, y también que da mucho trabajo cuando tienes que alimentarlos a golpe de biberón cada tres horas... Eso sí, lo ha compensado lo que me he reído con sus gestos, cuando empieza a arquear el lomo así medio de lado hacia cualquier cosa o a echar carreritas a lo loco. Sí... por lo menos Edith tiene casa asegurada, aunque la de Rayo se ha echado atrás, pero bueno... ya aparecerá alguien, espero.

      Eliminar
  2. Qué bonita es Edith!!

    Estoy con Gema, los gatos son tan divertidos que no necesitas mas, verles corretear, cuando les das un juguete nuevo y se asustan..., cunado son tan chiquitines y se ponen encrespados y con el lomo arqueado es que te los comías, aunque creo que a cualquier edad te puedes comer un gato porque mira que no son graciosos hasta de mas viejillos.

    Recuerdo que un día le tiré a una gatita de mi patio un ratoncito de juguete que mi gato ya no quería, es un consentido, estuvo horas jugando con él, me gustó verla así pero también me dio pena pensar que nunca tendrá la suerte de poder despreciar un juguete porque no va a tener nunca casa.

    Bueno, que me alegra que Edith tenga casa, y ya verás que Raio II la encuentra pronto, y que seguro que le sale una casa a Rei, porque es guapo a mas no poder.

    Agur.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí es cierto, los gatos son encantadores. Yo tengo particular afición por los viejillos, aunque claro, ahora he conocido una cría de cerca y la verdad es que alegran el día. Hoy está lloviendo mucho aquí (hay carreteras cortadas y todo) y venía con unas ganas locas de verlos y estar con ellos. Te sacan una sonrisa aunque no quieras.

      Eliminar
  3. Hola! siempre que paso por aquí hay novedades gatunas, y siempre son preciosidades, me sorprende el montón de gatos que pasan por tus manos, que buena labor estás haciendo, que bueno que exista gente como tu, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Está siendo últimamente una temporada fructífera en lo que a trasiego gatuno se refiere. Tuve otras más tranquilitas.

      Entonces yo te doy las gracias a ti por lo que haces con Lupe. La mayoría de la gente quiere gatos mimosones y sin traumas. Pocos serían tan valientes como lo fuíste tú. Mimos para Lupe, si se deja... :)

      Eliminar