jueves, 6 de marzo de 2014

"Dejan huella" y seis mininos necesitan ayuda

La asociación Dejan huella (aquí su web y aquí su facebook) necesita ayuda con un caso urgente. 

Esta es Inma:


Y estos son sus seis gatetes:



Inma ha fallecido recientemente, y sus gatos no salen de debajo de la mesa en la que ella solía sentarse. Ella era una gran amante de los animales, y por su cuenta alimentaba y controlaba varias colonias de su ciudad. Ahora no solo se quedan desprotegidas esas colonias sino también sus seis gatos. Sus familiares desean vender el piso en el que vivía, y no quieren hacerse cargo de los gatos, de hecho Dejan huella está encontrando dificultades para que los tengan hasta que encuentren casa de acogida o adoptantes para todos. Les han dado únicamente un par de días. Los gatos están todos esterilizados y con las vacunas al día, son gatos sociabilizados y acostumbrados a convivir con personas y otros animales. Están en Córdoba pero se enviaría a otras provincias si a alguien le interesa adoptar alguno. 

Para informarte puedes escribir al mail dejanhuella@gmail.com o mandarles un mensaje privado por facebook. 

Este es la oportunidad perfecta para incorporar un amigo peludo a tu vida. ¿Conoces a alguien que se está pensando adoptar un gato? Háblale de Inma y sus gatos. Si tienes la posibilidad, difunde el caso. Y crucemos los dedos para que estos bichillos vuelvan a encontrar la paz y amor de un hogar de nuevo. 

P.D. Para que no todo sean tristezas... Os hablé de Tiny hace unos meses. En este post os contaba que Isabel necesitaba ayuda para encontrarle adoptante porque en su casa no le permitían tener gatos. Finalmente su padre, el más reacio,  cayó cautivado por la bicheja y por lo que he podido ver en las fotos, los dos se pegan unas siestas de campeonato. Ay, como un gato se proponga encandilarte... ¡lo consigue! A ver si estos seis gatos tienen la misma suerte que Tiny y enamoran a alguien también.

lunes, 3 de marzo de 2014

Me gustan los lunes: Mtombi y Chris

El fotógrafo Chris Du Plessis se encontraba en el parqueTshukudu Game Lodge, en Sudáfrica, cuando esta guepardo, llamada Mtombi se acercó y se acostó a su lado. 

“El fuerte sonido de su ronroneo es simplemente increíble y podía sentir su cálido cuerpo contra mí, yo podía sentir que ella estaba relajada conmigo a su lado".

Me gusta mucho la pasmosa confianza con la que el guepardo está recostado junto al fotógrafo. Envidio profundamente a ese hombre, qué suerte haber vivido ese momento con un animal tan salvaje y bonito. 

Esta foto se ha convertido en mi fondo de pantalla desde hace semanas.



En esta podéis observar la posición de las orejas en estado de alerta. Según cuenta Chris "Más tarde descubrimos que Mtombi había  olido a  una manada de leones  salvajes en las inmediaciones. En la foto se puede ver la  detección de su presencia"


Como leí por ahí, ojalá éstos fueran los únicos disparos que recibiesen los animales. ¡Ojalá!



P.D. Negrita, de la que hablaba en el post anterior, posiblemente siga con nosotros un tiempo más, pues no está recuperada de la infección en su oreja. Ha mostrado menos agresividad estos últimos días. Como decía el comentario de anónimo, parece que lo que necesitaba es que se la dejara a su aire totalmente. He hablado con una chica que tuvo un gato así, le costó tres meses sociabilizarlo y ahora no se lo saca del regazo. Supongo que una vez superado el miedo son muy agradecidos. Ojalá Negrita encuentre a alguien a quién le gusten los retos con mucha paciencia que quiera darle un hogar a esta panterita.