martes, 1 de abril de 2014

A Mary Jane le gusta montar en bici

Se hicieron famosetes hace ya un par de años así que igual ya los conocéis. Él se llama Rudi y empezó a compartir los paseos en bici con su gata Mary Jane cuando ésta tenía dos meses. A ella se la ve atenta a todo y bastante tranquila, parece ser sólo le molestan las sirenas de las ambulancias.

Disfrutad:


Podéis ver más en su canal de YouTube.


7 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Me gusta mucho cuando la gatita le frota el hociquito contra su cara, me muero de ternura.

      Eliminar
  2. No se, no me convence la idea.
    Porque la lleva suelta?, y si se cae y la gata se asusta y se pierde o la arroya un coche, no, no me gusta nada la idea.

    Una cosa es que nada le de miedo salvo las sirenas, y otra que un día no les pase algo y la pobre gata salga mal parada.

    No he visto entero el vídeo porque ya lo había visto antes, y porque me parece muy irresponsable por parte del dueño.

    Bueno, dejo de despotricar que me vas a coger manía, un beso, agur.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da tu opinión sea la que sea, que no te voy a coger manía :) Da miedito porque la bici no es ir andando, va a bastante velocidad, hay coches que te pueden tirar aunque tú vayas por dónde tienen que ir.
      Sin embargo a mí me gusta porque se sale de lo establecido, en plan "los gatos en un piso encerrados" Obviamente todo depende del caracter del gato, hay animales más nerviosos que no reaccionarían bien y posiblemente se acabaran tirando de la bici si surge una situación complicada o un ruído los asusta. Este me gusta porque me da confianza la gata y el dueño. Me da la sensación de que todo está bajo control. De todas formas, como digo, tienen que darse las circunstancias, ni todos los gatos sirven para esto ni todos los dueños. Otro beso.

      Eliminar
  3. Hola,

    Pienso igual que el anterior comerntario.
    Por un lado me parece superbonita la relación entre ambos y que muchas veces te dan ganas
    de sacar a los gatos de paseo para que disfruten un poco de la calle, el monte....y no estén
    siempre en casa......pero por otro lado me sale la "Drama mamá" y me parece muy peligroso
    como la lleva y las mil cosas que pueden pasar......

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como decía en el anterior comentario, es lo que tú dices. A mí me gana la relación tan íntima y de confianza que veo entre los dos, y la actitud tranquila de ambos, por encima del miedo a que les pase algo. Antes de dejarlos salir al exterior a mis gatos los paseé con correa por la urbanización, para asegurarme de que conocían el lugar. Uno de ellos iba perfectamente, pero con el otro no había manera. Era súperasustadizo. Vamos, que todo depende del gato que tengas. Esto no es algo que recomendaría a cualquiera, como dije arriba.
      Gracias por comentar.

      Eliminar
  4. ooooh, qué chulo!!! No lo había visto, pero me encanta!! Como decís en los comentarios, todo depende del gato y de cómo lo acostumbres, aunque confieso que yo no lo haría... sólo de pensar en mis gatos sueltos por la calle y subidos en una bici que va rápido y que pasa por al lado de los coches... horror!! Eso sí, admiro a éste chico y la relación que tiene con su gata ¡¡precioso!!

    ResponderEliminar