jueves, 11 de diciembre de 2014

E (fallecida)




Los cuatro meses de vida de E le han bastado para conocer la crueldad del ser humano. ¿Se os ocurre algún animal capaz de prenderle fuego a otro por diversión? Somos capaces de poner en peligro nuestra vida para ayudar a gente con enfermedades muy contagiosas y letales, de sacar un par de productos de nuestra bolsa del supermercado para ese desconocido que pide en la puerta, también creamos obras de arte maravillosas, y conocemos cada vez mejor las partículas que forman un átomo, pero también somos capaces de matar a quién una vez dijimos que queríamos y de torturar a seres desvalidos como una cría de gato. 

Cuando una colaboradora de la protectora fue, tras recibir una llamada, a buscar un gato herido no pensó que fuese a encontrarse con esto. Creen que salvo complicaciones saldrá adelante. Es tan agradecida que solo quiere que no le dejen sola y estén con él haciéndole mimos, como quiera que se le pueda hacer mimos a un gato con medio cuerpo quemado. 

No se han salido con la suya. Quedémonos con eso. Hay otro tipo de gente que coge el transportin y sale en busca de ese gato que la necesita. Hay gente que se ofrece para acogerla, otros para adoptarla. Todos escriben con el corazón magullado tras ver la foto de Evan. Ha habido también donaciones. Me enternece ver que la mayoría son de cinco, diez euros, quince o veinte. Todos rascándose el bolsillo, por poco que sea quieren dar algo. Incluso un chico con unos ingresos de 400 euros al mes y que alimenta a unos siete gatos callejeros y al que hace unos días yo misma le tuve que decir que debido a nuestra situación económica no podíamos ayudarle a castrarlos (ya estamos esterilizando otra y no damos para más).

Bienvenido al mundo de ese otro tipo de gente, E. Ahora estás a salvo.

17/12/14: E murió esta tarde. Su pequeño cuerpecillo no fue capaz de recuperarse. No me salen las palabras. Lo dejo así.




9 comentarios:

  1. Pobre mío. me matan estas cosas, de verdad, no lo soporto. Me alegra mucho que haya quien le quiera y le cure todas las heridas de fuera y de dentro. Porque si no hubiera esa gente, esa que cura, igual este mundo dejaba de merecer la pena del todo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay mucha gente que quiere curarlo, como tú bien dices, tanto por dentro como por fuera. Y me alegro mucho, porque un gato con la carita con cicatrices de quemaduras no lo quiere todo el mundo. Besos.

      Eliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  3. Pobre angelito, y que nunca se pueda pillar a esos malnacidos para que paguen por lo que han hecho.
    Por desgracia ultimamente se ven muchos casos así, se ve que es una "moda".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Creo que hay gente amargada y frustrada que derrocha su ira y maldad haciendo cosas como esta. ¿Te imaginas a alguien feliz haciendo estas burradas? Yo no. Me imagino un desgraciado que no es capaz ni de vivir sin joder a los demás. Ojalá exista el karma y la vida se la devuelva.

      Eliminar
    2. ¿Es una moda, Kira? ¿De verdad? ¿Hay muchos casos así? Qué miedo de gentuza, a saber de qué más son capaces si no sienten ningún dolor al hacerle esto a un pobre gato...

      Eliminar
    3. Lo decía porque en Badajoz y pueblos cercanos en las últimas semanas han aparecido varios perritos tipo yorkshire quemados. Una lástima que exista gente sin nada mejor que hacer con sus patéticas vidas que dañar animalitos.

      Eliminar
  4. no me lo puedo creer, de verdad el ser humano es tan malo?nos han enseñado estos cosas nuestros progenitores o hay un gen malefico escondido en nosotros...creo que lo que tu das lo recibes y espero que estos ( hijos de madre desconocida) reciban lo que siembran

    ResponderEliminar